sábado, 22 de marzo de 2014

[P-0001] Un gran primer paso: Los gastos, su registro y observación

Existe una meta ambiciosa que fue descrita en el post pasado [P-0000-0] El Inicio, y se mencionó que debíamos entrar a las “grandes ligas” como inversionistas. Sin embargo, sería un "suicidio financiero" si uno decide invertir su dinero si no se conocen los beneficios y los riesgos asociados. Además, no creo que uno pueda ser rico gastando a lo tonto.

¿Se te hace conocida la frase: "Un pequeño paso para el hombre, un gran salto para la humanidad"? Aplica algo similar para tus finanzas. Y si también aplicamos la de "el tiempo es dinero",  no sirve de nada quedarse quieto. Así que mejor vamos a dar el primer paso porque ya perdimos casi todo lo que va de nuestra existencia sin aprovechar nuestro capital.

Los primeros registros sobre nuestros gastos


Por experiencia, aquella persona que no está preocupada de su situación financiera, no hace registro alguno de lo que gasta, ni cuanto ni en donde. Pero como eso ya comenzó a cambiar, de inicio te comento que es una de las cosas más aburridas que puedan existir. ¡PERO ES FUNDAMENTAL!

Sorpresa, efectivo desaparecido.
Un día, mientras estaba muy feliz y contento, observé mi cartera y me dí un susto que cambió mi perspectiva: ¡mi dinero no estaba! Haciendo un poco de memoria, comencé a recordar que me había comprado unas botanas para el fin de semana, le di propina al del supermercado y al "viene-viene", se compró la despensa... y quien sabe que otros gastos no recordados se hicieron. Fue entonces cuando comencé a registrar los gastos.

Haz un registro de absolutamente todo lo que gastas, comienza con unos cuantos días y te sorprenderás de la rapidez con la que se nos va el efectivo y de las cosas tan absurdas que podemos consumir. Te recomiendo que conforme avance el tiempo y tus registros vayan aumentando, apóyate con una computadora y asigna categorías tales como: "Gastos médicos", "Botanas, dulces...", "Despensa", entre muchos otros. Será más fácil identificar en qué aspectos tus gastos son mayores. Habrá algunos que no podamos reducir como la de gastos médicos por citar alguno, pero habrá otros donde si se podrá gastar menos.

Por experiencia, si reduces las veces que comes fuera de casa o en restaurantes, no sólo tu gasto se va a reducir, ¡sino también tu cintura y salud! Que bien, "dos o tres pájaros de un tiro".

Al pasar uno o dos meses, te habrás dado cuenta que el registrar todos los gastos es muy aburrido en extremo.  ¿Recuerdas el post pasado? Mencioné que no sería fácil, ni rápido, ni sencillo. Pero dicen que el conocimiento es poder; aquí, el auto-conocimiento es saber, ahorrar y administrar -y más adelante tal vez también sea poder-.

En lo particular, no me gustan las lecturas demasiado extensas. Así que trataré de que estos relatos tampoco te aburran por la extensión de las mismos. Vamos a darle continuidad en el próximo texto. Comienza ya... te lo vas a agradecer a ti mismo en el futuro.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario